Hernia discal. En que te podemos ayudar

hernia 01 320x320Lo primero que debemos de saber es como está constituido el disco intervertebral. Está formado por dos estructuras:
– El núcleo pulposo.
– Anillo intervertebral.
Cuando un disco se degenera, por el paso de los años y por el estilo de vida (tanto profesional como deportiva), las fibras del anillo se deterioran y permiten la extrusión del núcleo pulposo hacia el exterior del disco intervertebral, llegando hasta la últimas fibras del anillo. En este contexto se pueden acontecer dos sucesos:
1. Qué aparezca la temida Hernia discal: todas las fibras del anillo se rompen y el núcleo pulposo sale al exterior del disco.
2. Protusion discal: parte de las fibras del anillo fibroso están conservadas y el núcleo se mantiene en el interior, aunque la presión genera un abombamiento en el disco.

Cuando el material gelatinoso del disco sale al exterior, se produce una liberación de sustancias químicas tóxicas que alteran el pH, como respuesta de nuestro organismo a una sustancia que no reconoce como propia. Se trata de una respuesta inmunitaria, que provocará una irritación del sistema nervioso.
Esta respuesta inmunitaria para contener la toxicidad, produce una inflamación y aumento de la sensibilidadde la zona, además de provocar un espasmo muscular brusco, que limita la movilidad de las articulaciones cercanas, provocando el dolor agudo.
Toda esta sintomatología irá reduciéndose con el paso de los días, semanas e incluso meses, al ritmo que disminuye la inflamación y las sustancias tóxicas son absorbidas o eliminadas.
Otra fuente de dolor, puede ser por la compresión sobre el ligamento longitudinal posterior, que está muy inervado. Esta afectación del ligamento se puede dar tanto en hernias como en protusiones.

En cuanto al tratamiento a seguir, es importante el tratamiento farmacológico los primeros 15 días para contener la inflamación y el dolor.
La fisioterapia es una buena alternativa, sobre todo pasda la fase aguda. És conveniente empezar el tratamiento cuando el dolor ha disminuido, aunque también se puede actuar inicialmente, para ayudar a disminuir la hiperalgesia.
Algunas medidas que pueden ayudar son las corrientes de baja frecuencia tipo TENS, la termoterapia e incluso la EPS (Electro-Punción Seca) qué es la combinación de las dos técnicas buscando ser más analíticos o selectivos sobre el dolor a tratar.
Nuestro tratamiento consiste en movilización articular suave para mejorar la movilidad, siempre respetando el dolor del paciente, para reducir la rigidez de la zona afectada.
Estiramientos activos y pasivos de la musculatura afectada (en estos casos una técnica que funciona muy bien es el PNF).
Tratamiento de los puntos gatillo y las contracturas musculares mediante técnicas invasivas o no invasivas.
Ejercicios dirigidos por el fisioterapeuta para la activación neuromuscular.
Movilización neural. Es importante devolver al nervio su movilidad, ya que en muchos casos se ve reducida por el propio dolor, y por el atrapamiento, no solo en la zona de la compresión por del tejido del disco, como por la compresión por su paso a través de ciertos de músculos, que pueden estar contracturados.

Hay que tener en cuenta que muchas de las hernias discales y protusiones son asintomáticas (no producen dolor), hasta el punto que hay muchos pacientes ignoran que las tienen, pudiendo llevar a cabo una vida laboral y deportiva con total normalidad, lo cual evidencia que una hernia discal es un proceso degenerativo completamente normal por el envejecimiento de los tejidos del cuerpo y que en la mayoría de los casos no tienen porque acabar en un acto quirúrgico, a pesar del dolor inicial que pueda ocasionar y la violencia inicial de los síntomas.
Recuerda el mejor de los tratamientos, es una buena prevención y esto pasa por mantener una buena higiene postural y una dieta controlada para mantener un buen peso corporal, para evitar sobrecargas biomecánicas y así prolongar la vida del disco intervertebral y de los tejidos que mantienen su correcta estabilidad.

Por Dani Muñoz

Tens alguna consulta?

Si tens qualsevol dubte o consulta escriu-nos o truca'ns i et contestarem tant aviat com ens sigui possible.

Contacta'ns

integral fisioterapia

Adreça:

C/ Vallespir, 203, 08014 Barcelona

 

Teléfon

93 491 5302

699 506 359

 

Email

info@integralfisioterapia.com

 

Horaris

Dilluns a Divendres de 9 a 21h

Dissabtes de 10 a 12h

© 2015 Integral Fisioterapia. Todos los derechos reservados.  |  Nota Legal  |  Política de Privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR