Reeducación del suelo pélvico post-parto vaginal con episiotomía

El parto es un maravilloso acontecimiento, tanto para el bebé que nace, como para la madre. No obstante, se deben considerar una serie de repercusiones en la mujer, que como norma general pueden evitarse, o bien disminuir su impacto si se realiza un correcto abordaje.

Aquellas parturientas sometidas a un parto vaginal con episiotomía, presentan una cicatriz en el suelo pélvico, resultante de la incisión que se lleva a cabo para facilitar la expulsión del bebé. Es de vital importancia, que la piel de la zona de la cicatriz recupere su elasticidad en la medida de lo posible, para evitar que aparezca dolor o alteración de la sensibilidad en la zona, y para que no se enganche a estructuras más profundas y pueda acabar alterando la función de éstas.

Es  importante conocer el suelo pélvico. Un conjunto de estructuras que cierran la pelvis por la parte inferior.

culeteDestacamos en éste, el conjunto de músculos (círculos azules de la imagen), que permiten sostener los órganos ginecológicos (útero, vagina, recto, vejiga), permitiendo una actividad urinaria y defecadora correcta, y una vida sexual sana. El elevador del ano constituye la pieza clave.

Pero, después del parto, debido al mismo proceso, o bien a la cicatriz, es muy común que estos músculos se encuentren débiles, pudiendo ocasionar pérdidas de orina y/o fecales, molestias en la zona, e incluso dolor en las relaciones sexuales.

Cuando la cicatriz, se encuentra cerrada, debe mantenerse bien hidratada con la ayuda de cremas hidrantes o aceite rosa de mosqueta.

Además, es importante, la realización de un automasaje de ésta, describiendo círculos con los dedos, realizando movimientos en ziga-zaga, y despegues de la piel en la zona que abarca la cicatriz, con el objetivo de mantener la piel elástica y en condiciones óptimas.

Para fortalecer la musculatura, podemos realizar los llamados Ejercicios de Kegel, son muy fáciles de llevarlos a cabo.

Se empezarían a realizar estirado, pero progresivamente se pueden hacer sentado o de pie. Consiste en realizar una contracción de la musculatura de alrededor del ano (círculo rojo de la imagen), como si quisiéramos evitar que se escape una ventosidad durante 3 segundos, y seguidamente descansamos otros 3. Se lleva a cabo 3 o 4 veces al día, y se hacen unas 10 repeticiones cada vez.

 La GAH (Gimnasia abdominal hipopresiva), es otro método eficaz para combatir la debilidad muscular, pero un poco más complejo, ya que requiere un aprendizaje impartido por un profesional, para su correcta realización.

Se basa en crear una presión negativa que permita una succión de los órganos del abdomen hacía arriba, para así producir una contracción de la musculatura del suelo pélvico y del abdomen.

Se realizará una inspiración y una espiración normales, seguida de una apnea (aguantar sin coger aire), a la vez que se mete la tripa para dentro y se contrae la musculatura de alrededor del ano (de la misma forma que en los ejercicios de Kegel).

Por Patricia Cara

Tens alguna consulta?

Si tens qualsevol dubte o consulta escriu-nos o truca'ns i et contestarem tant aviat com ens sigui possible.

Contacta'ns

integral fisioterapia

Adreça:

C/ Vallespir, 203, 08014 Barcelona

 

Teléfon

93 491 5302

699 506 359

 

Email

info@integralfisioterapia.com

 

Horaris

Dilluns a Divendres de 9 a 21h

Dissabtes de 10 a 12h

© 2015 Integral Fisioterapia. Todos los derechos reservados.  |  Nota Legal  |  Política de Privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR